domingo, 30 de noviembre de 2008

CAPÍTULO 4: POESÍA



BSO: Enamorado de la muerte (RIP)




-En realidad esto no resulta tan caro.

Lorea señaló la distribución de una página que había hecho en el ordenador. La verdad era que quedaba muy bonito y muy clarito.

-Si buscas gente que se anuncie, ya sabes, tiendas de discos, bares enrollados, al final puedes casi hasta mantener el precio de venta.

Estaba sentada junto a mí. Me gustaba sentir su muslo pegado al mío y pasarle el canuto que habíamos liado.

-No sé, yo no he hecho publicidad nunca.

-Venga Felisín, no seas capullo. Piensa un poco en los demás. Todavía no ha salido en "Borraska" una foto decente- dijo Picio, que continuaba cortándose las uñas.
-Es que tú nunca has hecho una foto decente- bromeé.

Picio me arrojó un paquete vacío de tabaco. Lo agarré al vuelo y se lo devolví. Al intentar esquivarlo su silla volcó y cayó al suelo. El edificio pareció elevarse un centímetro y descender suavemente. Lorea y yo nos quedamos paralizados, mirando a Picio tendido inmóvil en el suelo. Al cabo de unos segundos emitió un sonido, un gorgorito, y luego era una risa, y finalmente una de sus carcajadas, aquellas carcajadas que parecían ser lo último que haría antes de palmarla, antes de que su cuerpo se descoyuntara.

Su risa nos contagió, y nosotros también nos reímos. Al hacerlo yo me di cuenta de que tenía una erección. La alegría, no obstante, dura poco en la casa del pobre.
De repente se escucharon gritos en la escalera.

-Guarro, asqueroso, marrano, gorrino...

Era Gloria.

Picio se incorporó sorprendentemente deprisa, teniendo en cuenta sus facultades físicas, y tras coger su cámara salió al descansillo. Cuando llegué junto a él ya había disparado tres o cuatro veces. Me asomé. Gloria apareció reculando en el portal, tratando de esquivar con su paraguas y sus insultos las patadas que alguien le lanzaba brutalmente.

-Vil, mamarracho, pirata, beduino...

Me lancé escaleras abajo.

-Torpe, zopenco, maldito grosero- continuaba Gloria, pero cada vez se escuchaba más bajito y entrecortadamente, como si sus insultos fueran estertores.

Oí a Lorea emitir un alarido espeluznante. Me detuve y volví a asomarme. No veía al hijoputa aquel, sólo sus botas. Era un criminal. Cualquiera de aquellas patadas hubiera bastado para hacer mil pedazos el cuerpecito de Gloria. Ella no se amilanaba.

-Puto, marrajo, pardal, sodomita...-gritaba.

Continuaba defendiéndose con su paraguas. Observé que la punta metálica estaba ensangrentada. Aquello eran palabras mayores. Al lanzarme de nuevo escaleras abajo el flash de Picio volvió a resplandecer y mi mirada funcionó entonces como una secuencia de tiras fotográficas: aquel tipo dejándose ver por fin, entrando al portal y empujando violentamente a Gloria. Esta saliendo despedida, tropezando con los peldaños, cayendo sobre ellos y golpeándose en un segundo tiempo la cabeza. Finalmente, como una nebulosa, otra vez el cemento de los escalones, que yo volvía a engullir. Todo demasiado deprisa y demasiado confuso.

-Puerco... zurullo... pendejo... bastardo...- boqueaba Gloria.

Tenía que darme prisa. Aún me faltaban dos pisos.

-Lerdo... candongo... capón... mariquita...

Un piso.

-Buey... pelagatos... mastuerzo... bigardo...

Cuando llegué era ya demasiado tarde. El tipo había desaparecido y Gloria yacía sobre los escalones como un guiñapo despanzurrado. Lo único que pude hacer fue juntar sus pedazos y acunarla entre mis brazos.

-Zo-te... cor-nu-do...ru-fián... tro-glo-di-ta...- tuvo fuerzas todavía para exhalar, y después dos lombrices rojas serpentearon por las comisuras de sus labios, llevándose dentro de la panza las pulpas de su corazón.

-Zafio, zoquete...- continué yo.

La retahila de insultos que acostumbraba a recitar Gloria era en realidad un soneto de Kalikatres. Nunca comprendí como había ido a parar a su cabecita, pero ahora sabía que incluso en el horror, la locura y la muerte podía haber poesía.
-Gamberro y petardo- concluí, y sentí cómo mi médula espinal se convertía en una barra de hielo.

2 comentarios:

Eusebio dijo...

Qué putada, pobre gloria. Espero que ese malnasío se lleve lo suyo...

PCPI 2 dijo...

buff enganchao me tienes macho

Si quieres pasarte y ya hablamos:

http://elrockcomoamimesale.blogspot.com/

Un saludo!!